Buscar este blog

lunes, 6 de febrero de 2017

Top 10 de sustancias extremas

sustancias extremas
A diario nos vemos maravillados por las formas y estados en los que se nos presenta la materia; propiedades como la dureza de un objeto, la fluidez del agua o la peligrosidad del veneno contenido en ciertos animales, nos provocan diversidad de emociones que van desde el asombro, hasta las más profundas fobias. Pero incluso en estas sustancias tan carentes de vida que nos rodean, hay extremos, la siguiente lista pone de manifiesto a las emperatrices de las sustancias, cada una de ellas sin símil ni comparación en sus propiedades, estas son las más extremas de las sustancias.

10. La sustancia más oscura conocida por el hombre.

nanotubos carbon
¿Qué se obtiene cuando se apilan nanotubos de carbono en sus extremos y se comprimen juntos? La respuesta es: un material que absorbe el 99,9% de la luz con la en entra en contacto. La microscópica superficie del material es áspera e irregular, lo que provoca que la luz “se rompa” haciendo de este el peor reflector. Luego, si agregamos a esos nanotubos de carbono superconductores de determinados arreglos, que los hacen convertirse en excelentes absorbentes de luz, se obtiene una perfecta tormenta de color negro. Los científicos están muy entusiasmados con las posibles aplicaciones de la sustancia, ya que prácticamente la luz no se “desperdicia”, podría ser utilizada para mejorar los instrumentos ópticos, como telescopios, e incluso para hacer casi al 100% de eficiencia los colectores solares.

9. La sustancia más inflamable.

inflamable
Un montón de cosas arden con asombrosa intensidad y facilidad, espuma de poliestireno, napalm, malvaviscos, sólo por mencionar algunas. Pero, ¿y si existiera una material capaz de convertir la arena en fuego? Bueno, claramente era una pregunta capciosa, pero era necesaria. El Trifluoruro de cloro tiene el dudoso honor de ser terriblemente inflamable, hasta el punto de que los nazis lo considerado demasiado peligroso de manipular. Cuando las personas que consideran al genocidio como la meta de su vida no quieren usar algo porque es “demasiado mortal”, vale la pena tratarlo con cierta precaución. Hay una historia que dice que una tonelada del producto se derramó y se incendió, y quemó hasta 12 centímetros de concreto y un metro de arena y grava antes de apagarse. Odio tener que decirlo, pero en este caso, los nazis tenían razón.

8. La sustancia más toxica.

botulina
Rápido, ¿cuál es la última cosa que usted se inyectaría en la cara? Aparte de algo que quema a través del concreto, y tal vez el peor ácido del mundo (en seguida), “el veneno mortífero del mundo” debería estar en la tercera posición. Aunque, sin embargo, no sea así. Todos ustedes han oído hablar de Botox y para la comunidad médica, este “mortal  veneno” es su demanda principal. El Botox utiliza la toxina botulínica, producida por la bacteria Clostridium botulinum, y es tan mortal, que una cantidad igual a un grano de sal es suficiente para matar a un hombre de 200 libras. De hecho, se especula que solo bastarían 4 kg, bien dispersos, para matar a toda persona en la tierra. Tal vez esas patas de gallo alrededor de los ojos serían mejor tratadas con una serpiente de cascabel furiosa…

7. La sustancia más caliente.

Hay pocas cosas conocidas por el hombre más caliente que una pizza recién calentada en el microondas, pero esta sustancia se las arregla para romper incluso esa marca. Creada durante la rotura de átomos de oro unidos a casi la velocidad de la luz, le suelen llamar una sopa de quarks y gluones, y alcanza unos agradables 4,000,000,000,000 de grados Celsius (se lee 4 billones), es tan sólo 250,000 veces más caliente que el interior del sol. La cantidad de energía liberada en la colisión es suficiente para fundir protones y neutrones, que en sí mismos podrían ser presentados en una lista de cosas que ni siquiera sabía que era posible. Los científicos creen que esta sustancia podría darnos una idea de como fue el nacimiento de nuestro universo, aunque es bueno ver que no sólo están creando supernovas pequeñísimas por el simple  gusto de hacerlo. Sin embargo, la buena noticia es que esta “sopa” sólo tenia una billonésima de un centímetro de diámetro, y sólo duró una billonésima de billonésima de segundo.

6. El ácido más ácido.

acido
El ácido es una cosa de miedo, esta sustancia le ha dado a uno de los monstruos más aterradores de las películas sangre ácida, para convertirlo en algo más que una simple maquina de matar (hablamos de Alien), así que la sustancia está bastante arraigada en nuestra psique como para darnos cuenta de que disuelto es muy malo. Si los Aliens estuvieran llenos de ácido fluoroantimónico, no sólo habrían caído al suelo y ensuciado la superficie, los vapores emitidos por los cuerpos agonizantes habrían matado a todos a su alrededor. Es 21,019 veces más potente que el ácido sulfúrico, e incluso puede comer a través de vidrio. Y explota cuando entra en contacto con agua. Lo peor es que cuando está reaccionando, emite vapores tóxicos que pueden matar a todos en una habitación.

5. El explosivo más explosivo.

explosivo
Este honor particular es en realidad actualmente compartido entre dos compuestos; el HMX y el Heptanitrocubano. Heptanitrocubano existe principalmente en los laboratorios, y es similar al HMX, pero tiene una estructura cristalina más densa, dándole mayor potencial destructivo. HMX, por otro lado, existe en cantidades suficientemente grandes para ser físicamente amenazante. Se utiliza en cohetes de combustible sólido, cargas huecas, incluso en armas y detonadores nucleares. Esta última es la más temible, porque a pesar de que en las películas parece fácil, empezar una fisión / fusión que produce brillantes nubes de hongos radioactivos no es una pelota muy fácil de hacer rodar, pero el HMX está a la altura.

4. La sustancia más radioactiva.

radiacion
Hablando de radiación, vale la pena señalar que las verdes barras brillantes de “plutonio” en los Simpsons son completamente ficticias. Sólo porque algo es radiactivo no significa que se ilumine. Menciono eso porque el Polonio-210 es tan radiactivo, que brilla de azul. Un ex espía soviético, Alexander Litvinenko, fue engañado para consumir un poco sin su conocimiento, y murió de cáncer poco después. Este es el tipo de cosa con el que uno nunca debe meterse, el brillo es causado por la excitación del aire a su alrededor debido a la radiación, y en realidad puede calentar los objetos cercanos. Si de hecho algo muy radiactivo emite calor – tenga en cuenta que cuando solemos pensar en “radiación”, estamos pensando en cosas como un reactor nuclear o una explosión – en realidad una fisión nuclear está sucediendo. Esto es debido a la pérdida de partículas ionizadas, no una división descontrolada de los átomos.

3. La sustancia más dura.

diamantes
Si pensabas que la sustancia más dura en la tierra era del diamante, es una buena suposición, aunque inexacta. Técnicamente es un agregado de diamante nanorod. En realidad, es una colección de diamantes a escala nanométrica, y además de ser la menos compresible, es la sustancia más dura conocida por el hombre. No son de origen natural, es en realidad algo más complicado, ya que de lo contrario implicaría que algún día podríamos revestir nuestros coches de esta materia y simplemente desplazarnos cuando chocáramos con un tren. Fue desarrollado en Alemania en 2005 y probablemente se utilizarán en la misma forma que la industria del diamante, excepto que será más resistente al desgaste que los diamantes regulares.

2. La sustancia más magnética.

magnetismo
Si Magneto fuero un bulto negro pequeño, este sería él. La sustancia, desarrollado en 2010 a partir de hierro y nitrógeno, es un 18% más magnética que la anterior poseedora del récord, y es tan poderosa, que ha obligado a los científicos a reconsiderar cómo funciona el magnetismo. El hombre que descubrió la sustancia ha hecho grandes esfuerzos para asegurarse de que su obra puede ser reproducida por otros científicos, ya que un compuesto similar fue reportado en desarrollo en Japón en 1996, pero otros físicos no lo pudieron replicar, por lo que nunca fue aceptado oficialmente. Si pudiera ser reproducida, podría significar una nueva era en electrónica eficiente y motores magnéticos.

1. El mayor superfluido.

helio 2
La superfluidez es un estado de la materia (como los es el sólido o gaseoso) que se produce a temperaturas extremadamente bajas, tiene alta conductividad térmica (cada gramo de ella está exactamente la misma temperatura) y no presenta viscosidad. Helium 2 es el mayor ejemplo de esto. Una taza de He2 espontáneamente fluirá hacia arriba y fuera de un contenedor, como si sólo hubiera decidido salirse. También se filtra a través de materiales sólidos debido a su falta total de fricción que le permite que fluya a través de los agujeros invisibles, que por lo regular no permiten que ni el helio (o agua para esa materia) fluya a través de ellos. He2 no es el número 1 sólo por su capacidad de actuar como si tuviera una mente propia, sino también por ser el conductor térmico más eficiente en la tierra, varios cientos de veces mejor que el cobre. El calor se mueve tan rápido a través de Helium 2 que se mueve en ondas, como el sonido (y de hecho lo conocen como “segundo sonido“), en lugar de dispersarse, donde simplemente se transfiere de una molécula a otra. Por cierto, las fuerzas que otorgar la capacidad al He2 de escalar paredes se llaman “tercer sonido“. Creo que no se puede encontrar otra sustancia más extrema que aquella que requiere la definición de dos nuevos tipos de sonido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario