Buscar este blog

sábado, 4 de febrero de 2017

Cómo detectar una infidelidad

A mi nunca me va a pasar.” Muchas personas viven en una burbuja de ego pensando que nunca van a ser victimas de una infidelidad, según ellos, si su pareja llegara a ser infiel “lo sabrían inmediatamente“. ¡Error! Nada más lejos de la realidad, y es que las personas infieles suelen ser cuidadosas con cada unos de sus actos para no levantar sospechas, y no es por nada, pero suele suceder que el cornudo es el último en enterarse.
La infidelidad es universal, ocurre en todas las culturas, afecta por igual independientemente de la edad o situación económica de las parejas. Es craso pensar que se está libre de ser víctimas de sentimientos de frustración, humillación, ansiedad e ira generada por la traición y deslealtad.
No se trata de obsesionarse con el tema, pero si sospechas que algo ha cambiado en la relación con tu pareja toma en cuenta los siguientes puntos.
  • Su pareja ha aumentado considerablemente la carga de trabajo.
  • Las horas extraordinarias se disparan. De repente surgen reuniones de trabajo que, en ocasiones, se suspenden de la misma forma inesperada.
  • Aumentan los viajes de trabajo.
  • Se relaciona con nuevos amigos que no conoces y de los que su pareja dice ignorar dirección y número de teléfono.
  • Utilización excesiva de Internet, teléfono móvil o cualquier otro medio de comunicación, creando nuevas cuentas de correo electrónico, nuevas contraseñas, borrar u oculta el historial del navegador e incluso los datos del ordenador.
  • Oculta las facturas de teléfono, los extractos de tarjeta de crédito o abre una nueva cuenta corriente.
  • Parece difícil justificar el gasto.
  • Aparecen más millas en el odómetro del auto y la cuenta de la gasolina es más alta y frecuente.
  • Tiene un estado de felicidad que, en principio, no tiene ninguna razón aparente.
  • Esta “ausente” cuando entabla una conversación o realiza una actividad.
  • Cambios en los hábitos sexuales. Puede haber una pérdida de interés o tal vez le pida nuevas prácticas.
  • No usa el anillo de matrimonio alegando excusas tontas y absurdas.
  • Cambios radicales de actitud o hábito: Necesita más tiempo en el baño e incluso cambiar su apariencia.
  • Cancelación de compromisos sociales comunes.
  • Huele a un perfume distinto o alcohol.
  • Olvida compromisos familiares y fechas que solían ser especiales.
  • En el caso de una mujer, se hace un corte de pelo radicalmente diferente, un hombre, compra de ropa interior nueva.

Las causas más comunes de la infidelidad:

De la pareja ideal a la real. Al finalizar la fase de la pasión, la pareja idealizada va dando muestras de la pareja real, que en muchas ocasiones puede defraudar a sus propias expectativas. Por eso es muy bueno vivir relaciones largas de dos o tres años antes de compartir un hogar.
La pérdida de interés por la pareja puede motivar a poner los ojos en otra persona que apreciamos y resaltar nuestras virtudes para no caer en un sentimiento de frustración y baja autoestima.
La rutina. Uno de los mayores riesgos en las parejas a largo plazo es la monotonía. Cuando una parte, a menudo la mujer, siente que su pareja no le está prestando la atención debida y el tiempo que pasan juntos se caracteriza por la falta de comunicación, la relación pierde su encanto. Si una tercera persona cruza la carretera en este momento y ofrecer atención, emoción, misterio, conversación … las consecuencias son predecibles.
Los cambios en las relaciones sexuales. En frecuencia y calidad. Las relaciones sexuales constituyen un elemento de unión en el matrimonio. Si alguna de las partes se siente insatisfecha, por lo general los hombres, puede caer en los brazos de alguien que le ofrezca lo que no tiene en casa, a pesar de que siga enamorado de su pareja.
Dependencia emocional parental. Si uno de los dos no ha madurado lo suficiente y tiene una gran dependencia de sus padres, pueden hacer que se pareja se sienta alienada e insatisfecha, porque sólo aplican los puntos de vista de los padres. En este caso, casi siempre buscan una ruta de escape.
Sentirse activo. Hay personas que llegada una determinada edad necesitan mantener la sensación de que son capaces de atraer a diferentes personas.
Por acuerdo mutuo. En algunos casos, las relaciones fuera del matrimonio son aprobadas con el fin de satisfacer sus propias necesidades que no están cubiertas con una relación estable.
El cambio de status. Un ascenso, o contar con una gran suma de dinero, hace que algunas personas sientan una falsa sensación de poder que los invita a mantener relaciones con con quien ellas se los propongas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario