Buscar este blog

lunes, 6 de febrero de 2017

5 consecuencias graves de los maratones de series para tu salud

Hace un par de años el Diccionario Collins eligió “binge-watching” como palabra del 2015. Es una expresión en inglés empleada para referirse a los maratones o atracones de series. Con la variedad y popularidad de servicios de streaming que existe en la actualidad, el hábito de consumir series a una velocidad constante no hace más que crecer.
En el 2013, 61% de los usuarios que tenían una cuenta en Netflix acostumbraban a realizar maratones de sus series favoritas según un reporte de la propia empresa. Por ejemplo, 75% de los espectadores que empezaron a ver Breaking Bad consumieron los primeros siete episodios en una sola sentada, hablamos de casi seis horas continuas. Lo que para muchos es una fuente de diversión inagotable, también podría terminar convirtiéndose en un acelerador para sus muertes. ¿Te parece que estoy siendo muy drástico? Échale un vistazo a estos puntos.

1 – Reducción en el conteo de espermatozoides.

Un estudio llevado a cabo en 2013 encontró que hacer maratones de series constantes puede disminuir el número de espermatozoides en el semen. Para llegar a dicha conclusión se analizaron los hábitos de 100 hombres, y aquellos que pasaban más de 20 horas a la semana viendo televisión tenían una cantidad de espermatozoides hasta 50% más baja en comparación con los que veían menos contenidos en la TV.
En contraparte, los hombres que practican actividades físicas durante más de 15 horas a la semana tienen un conteo de espermatozoides hasta 73% superior al promedio. Es decir: si quieres ser papá, quizá sea buena idea intercambiar los preliminares con tus series favoritas por algo de gimnasio.


2 – El insomnio.

Teléfonos inteligentes, tabletas electrónicas, computadoras y televisores emiten un tipo de luz azul que, según algunos investigadores, tiene relación directa con la producción de melatonina en el organismo, una hormona que se encarga de regular nuestro sueño.
En teoría, pasar demasiado tiempo frente a estos dispositivos puede resultar en síntomas variados como la cefalea, vista cansada, desorden afectivo, disfunción inmunológica, ansiedad y problemas de sueño. No es necesario dejar de utilizar estos recursos, pero controlar el tiempo que los utilizamos es un buen comienzo.

3 – Aumento en el riesgo de padecer cáncer.

En un estudio publicado en el American Journal of Preventive Medicine se menciona que llevar a cabo maratones diarias con 4 horas de duración incrementa el riesgo de desarrollar cáncer en hasta un 15%. Esta conclusión se hizo con base en el tiempo que las personas pasan sentadas: 43 investigaciones diferentes mostraron que las personas que pasan más tiempo sentadas que en pie o durmiendo, poseen un riesgo 24% más alto de desarrollar cáncer de colón, 32% más alto de padecer cáncer de endometrio y 21% más alto de presentar cáncer de pulmón.

4 – La obesidad y diabetes.

Nuestro programa favorito siempre se disfruta mejor con un pequeño aperitivo, ¿verdad? Bueno, siempre y cuando esto no se vuelva una rutina no hay ningún problema, pero sucede que muchas de estas personas que hacen maratones televisivos también pasan bastante tiempo consumiendo porquerías ultra calóricas, lo que promueve la obesidad.
Según los resultados de una investigación realizada por la Universidad de Pittsburgh, cada hora que pasamos frente al televisor significa un 3.4% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Ahora imagínate una maratón con 15 horas de duración de tu programa favorito. Tu salud agradecerá que no te quedes tanto tiempo echado en el sofá.

5 – Los maratones pueden desencadenar problemas mentales.

En un estudio realizado por la Universidad de Texas, se concluyó que existe una relación entre los consumidores compulsivos de series y enfermedades como la depresión y el aislamiento social. Además, pasar un fin de semana entero viendo series puede generar sentimientos de culpa y tristeza, según el médico y profesor Grant H. Brenner.
Por último, la doctora Carol Lieberman advierte que experimentar intensamente una serie puede hacer que el espectador haga la vida real a un lado y sufra en carne propia con los problemas y deseos de los personajes retratados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario